Blog

Prepara tu piel para el verano

Chicas, ya empezó la cuenta regresiva para ponernos el bikini e irnos a la playa. Así que como ya empezó esta linda temporada, les cuento que estoy preparando un taller especial de maquillaje para cuando estamos bronceadas; pero, claro, antes de ese maquillaje veraniego hay que tener en cuenta que debemos proteger nuestra  piel de la radiación solar, y aquí te digo cómo:

1. Exfoliar cara y cuerpo

Para liberar la piel de células muertas y mantenerla bien hidratada. Esto te ayudará a fortalecerla desde adentro para prevenir los daños del sol y lucir un bronceado uniforme y duradero.

Hay productos de exfoliación específicos para el rostro y el cuerpo. Los corporales se aplican mejor en la ducha, sobre la piel húmeda, y no debes olvidar zonas clave como codos, rodillas, espalda y pies. A mi me encantan los de Bath&Body Works

Ahora, para el rostro, cuello y escote, al ser más sensibles, necesitarás un exfoliante suave, especialmente indicado para tu tipo de piel.

¿Con qué frecuencia?

Depende un poco de cada piel, ya que no todas resisten exfoliaciones continuas, especialmente la piel del rostro. Si tienes la piel normal o mixta lo ideal es hacerlo una vez por semana; en cambio si tu piel es seca y fina, una vez cada quince días será suficiente

2. Hidratar a fondo

Una vez que has dejado tu piel libre de impurezas, llega el momento de hidratarla. Ahora está muy receptiva, por lo que el producto que apliques será mejor asimilado.

Sé generosa, ya que pronto expondrás tu piel al sol y debes mantener el nivel de hidratación necesaria para evitar el resecamiento y la aparición de arrugas.

La elección de la crema hidratante, tanto para el rostro como para el cuerpo, es muy personal. Seguramente ya tienes tu favorita, pero aprovecho  para recomendarte una que  yo siempre uso Hyalu Serum,  por sus propiedades hidratantes, nutritivas y calmantes.

No olvides que después de una exfoliación la piel queda sensible, por ello evita la exposición solar inmediata y cuando lo hagas aplica la protección solar adecuada segun tu tipo de piel.

3. Hidratarla también por dentro

Los alimentos y el agua también son fundamentales para mantener tu piel hidratada desde el interior. Se recomienda beber dos litros de agua por día, especialmente en verano, ya que debido al calor nuestro organismo pierde agua al transpirar.

También debes aumentar el consumo de alimentos ricos en antioxidantes para combatir los efectos nocivos del sol y evitar el daño cutáneo.

Con estos consejos para preparar tu piel, estarás lista para disfrutar del sol. Y recuerda que pronto estaremos lanzando un taller especial para maquillaje de verano!!!

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin